martes, 15 de febrero de 2011

EL SER UNO - LA SOCIEDAD AYAPLIANA-SERAMITA


LA SOCIEDAD AYAPLIANA-SERAMITA

La sociedad Ayapliana-Seramita-Interana es el sueño de los gobiernos del exterior. No existe el hambre, el dinero, el poder, la ambición, la corrupción, la violencia etc. Los Seramitas viven de acuerdo a normas de orden, estabilidad, confraternidad y trabajos compartidos. Como la parte material de subsistencia la tienen totalmente resuelta, se dedican al estudio del universo. Son químicos, ingenieros, matemáticos, artistas, historiadores, geólogos, músicos y mucho más.

A pesar que ustedes son su descendencia, el cuerpo material de un Seramita está totalmente depurado de gérmenes, bacterias, virus y parásitos. Ellos lo lograron a través de la alimentación energética que extrajeron de la estratosfera y la convirtieron en alimento nutritivo. Sus cuerpos materiales se fueron refinando, purificando y filtrando.

De aquellos Seramitas burdos que existieron, hoy en día ellos son extremadamente delicados a la contaminación de la atmósfera terrestre. Es por este motivo que ellos no se presentan materialmente ante ustedes, ni salen de sus naves; las comunicaciones con el exterior son a nivel holográfico. Solo sus energías-pensamientos se encarnan cuando encuentran un ser de elevada vibración y que tenga un cuerpo material medianamente depurado. Por lo demás se comunican telepáticamente con todos aquellos que se encuentran despiertos, que creen y desean voluntariamente regresar a sus orígenes.

Los Seramitas forman sus familias y tienen sus hijos al igual que ustedes, con la diferencia que los matrimonios no se realizan por atracción física o psíquica, ellos se unen por grado, vibración, colores, frecuencia etc. No existe imposición en la unión, de un hombre y una mujer, ellos son libres de escoger y lo hacen con la sabiduría interna del conocimiento universal. Al hacerlo de esta forma, es muy difícil que una familia se disgregue o que la pareja se separe. Ellos se unen hasta el desencarne. La procreación familiar se produce para dar cabida a sus ancestros desencarnados.

Los Seramitas saben cuando conciben un bebé, quien será el ser-energético que reencarnará y esto se producirá por atracción química de elementos creativos que se encuentran en igual sintonía con el desencarnado. La mujer Seramita concibe y gesta hasta los nueve meses su bebé, el cual nacerá exactamente como en el exterior, quedándose con los padres hasta la edad de siete años. Después será colocado junto con varias familias comunitarias y donde también los verdaderos padres se acoplarán.

La sociedad Seramita no es individual, cada uno para sí. Ellos trabajan, viven y realizan sus estudios en comunión con otros seres que se convierten en hermanos. Son una sola familia, sin celos, envidias, orgullo, soberbia, competencia etc. Todos trabajan para todos y existe entre ellos una verdadera unión de amor y compañerismo. Los Seramitas son seres muy elevados, a través de su evolución ellos transformaron el placer sexual material en un sentimiento interno, pleno y colmado de experiencias que los conduce a un placer estrictamente mental.

Sabemos que para concebir una nueva vida se necesita forjar la materia y esta, ellos la conciben de acuerdo a las necesidades físicas que el reencarnado necesitará. La unión del hombre y la mujer Seramitas se realiza al igual que ustedes, es una relación sexual, pero debemos entender que esta relación no se basa en el placer que un orgasmo material puede producir; ellos sentirán un éxtasis de amor, de unión en el momento de la eyaculación, el cual será producido por un espasmo natural de la especie. En el momento de la concepción los dos sentirán conscientemente y plenamente la unión de dos energías-pensamientos que formarán una sola y lo producirán con consciencia de causa y efecto.

El orgasmo si lo queremos llamar así, será tener la consciencia de haber concebido un ser con elevadísimas características. Al haberlo concebido de esa forma, el hombre y la mujer Seramitas sentirán dentro de sí una satisfacción mental tan grande, que superará cualquier orgasmo o cualquier alegría que ustedes puedan tener. En este gozo, en esta dicha de amor ellos conciben a sus hijos. No existe el placer sexual entre ellos, existe sí la gloria, el deleite y el júbilo de haber participado en la creatividad y unión de dos energías-pensamientos que formarán y recibirán al nuevo ser.


Texto: EL SER UNO – Planeta 3.3.3 – Los Guardianes de Tera.

www.elserunolibros.com.br
http://conversandoconelseruno.blogspot.com


2 comentarios:

Edgar peña toro dijo...

Bueno, hasta ahora estoy conociendo de estos seres y es muy grato conocer que estamos respaldados por estos hermosos e inteligentes seres. me siento más contento

Heraldo Wolf dijo...

Amados hermanos ayaplianos, ojalá pronto nos encontremos todos y la ley del amor Indunde todk, Gaia está muy enferma de amor